Así son mis logopedas

¿Quiénes somos?

 Perfiles Profesionales

Cuando yo era pequeño me costaba mucho hablar. Mis padres me encontraron un sitio donde aprendí mucho a hablar, a leer y también a escribir. Después seguí aprendiendo más cosas. Casi siempre ellas me sacaban de los apuros, me ayudaron a comunicarme con la gente hablando y signando (de la lengua de signos) y si yo tenía una duda o un problema ellas me daban un consejo o una solución. Tuve a las mejores logopedas de toda mi vida. Si no fuera por ellas no sabría hacer nada.

P. 12 años